Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S

  • Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S
    Cámara subacuática Nemrod Metzeler Siluro-S

Película de 120, exposiciones de 6x6cm, cámara subacuática. Doble manija.

Referencia: #5987

  • Datación: 1967
  • Made in: brand
  • Marca: brand

| MUSEO FOTICOS: CÁMARA SUBACUÁTICA NEMROD SILURO

Hoy en día, quien más quien menos tiene una cámara o un smartphone que le permite tomar fotografías bajo el agua, pero en la España de los años 60 era algo complicado y excepcional. Según cuenta el experto en fotografía española Gerardo Acereda Valdes fue la empresa catalana de productos de inmersión y caza submarina Metzler Nemrod (1935-1981) la que sacó al mercado en 1960 una cámara subacuática bastante novedosa y asequible: la Nemrod Siluro (Id 12840, 12799, 5987 y 2725)

Este modelo de cámara se comercializó entre 1960 y 1973, aunque su patente es de 1959, y está diseñada para su uso bajo el agua hasta 40 metros de profundidad.  Permite tomar 12 exposiciones de 6x6 en película de 120 y cuenta con un objetivo de apertura fija. Tanto la batería como el condensador de la pistola de flash están alojados dentro del cuerpo de la cámara y el contacto eléctrico se realiza a través de los dos grandes tornillos de montaje del flash. La carcasa está fabricada con un polimero técnico de la casa Bayer denominado Novodur. Es curioso que en 1966 la firma catalana se asocia con una empresa del grupo alemán Bayer, que terminaría tomando el control total en 1981

Este plástico “Novodur” ofrece en conjunto un peso bastante reducido y una estanqueidad que permitían la flotabilidad neutra de la cámara, necesaria para tomar fotografías óptimas hasta a 40 metros de profundidad. En una publicidad de La Vanguardia en 1969 se vendía la cámara con flash incluido por 2.145 pesetas, bastante económico para la época. Se vendieron unas 8.000 unidades de este dispositivo, en 54 países distintos.

Las primeras fotografías subacuáticas de la historia con cierta calidad se tomaron en 1893, de la mano del francés biólogo y naturalista francés Louis Boutan. Aunque la cámara que fabricó con ayuda de su hermano ingeniero era bastante pesada y grande). Pero la popularización de las fotografías bajo el aua fue gracias al explorador y divulgador francés Jacques-Yves Cousteau,  en la década de los 60, y a la aparición de cámaras manejables y económicas como la francesa Calypso Phot o la española Nemrod Siluro.